Noticias Recientes

Carta al Director: Fortalecimiento del Ministerio Público

Carta publicada en El Mercurio (impreso) el 14 de abril de 2015

Señor Director:

A poco tiempo del retorno a la democracia el colegislador de ese momento consiguió realizar las reformas legales y estructurales que permitieron entregar a nuestro país una justicia penal acorde con una sociedad preocupada de los derechos esenciales de las personas que la componen. Este sistema de justicia ha sido destacado e incluso imitado en otros países. No obstante ello, al poco tiempo se hizo evidente que el funcionamiento del Ministerio Público estaba siendo imperfecto y requería modificaciones legales para que permitiera a esta nueva institución proyectarse de manera acorde con los requerimientos de la ciudadanía.

Desde hace años la Asociación de Fiscales ha señalado a las autoridades respectivas una serie de inconvenientes o problemas legales que impiden ejercer de buena forma nuestras funciones de protección a las víctimas y de persecución penal del delincuente. Estos inconvenientes son básicamente tres:

– La falta de dotación de fiscales y funcionarios que permita atender de mejor forma el más de un millón trescientas mil causas que ingresan anualmente.

– La ausencia de mecanismos legales que permitan dar continuidad a la tramitación de las causas cuando el fiscal se encuentra con licencia médica o permiso maternal.

– La masiva renuncia de fiscales capacitados y experimentados (solo durante el mes pasado hubo tres renuncias de experimentados y destacados fiscales).

En relación con estos inconvenientes, el Gobierno anterior, cumpliendo un compromiso adoptado, remitió en abril del 2012 un proyecto de ley que se hacía cargo de parte de estos problemas, proyecto que a fines del año pasado fue objeto de una indicación sustitutiva incorporando modificaciones que mejoraban su alcance y profundidad, aumentando la dotación de fiscales y funcionarios; permitiendo la suplencia y subrogancia de los fiscales y creando un procedimiento de ascenso restringido que permite que los mejores fiscales y funcionarios, esencialmente a través del mérito académico y de desempeño, puedan optar a una proyección dentro de la institución.

Como fiscales tenemos claro que estas modificaciones no son una solución definitiva a todos los problemas que existen, pero no podemos desconocer que son un avance importante para detener el debilitamiento que desde hace años viene afectando a esta institución. Por lo mismo, no podemos dejar de valorar que el Ejecutivo haya incluido este proyecto dentro de las leyes de Seguridad Pública que solicita que el Congreso apruebe antes del 21 de mayo.

Finalmente, considerando que el Ministerio Público es una institución clave para la justicia, y por tanto del sistema democrático, se hace necesario que las autoridades a cargo de legislar estén siempre disponibles para intentar solucionar los inconvenientes que se presenten, más aún cuando estos impactan directamente a la ciudadanía demandante de justicia; de lo contrario, vamos a llegar a un punto de no retorno, que termine con la actual justicia penal tanto o más desprestigiada que la que recientemente fue reformada.

 

Claudio Uribe Hernández

Presidente

 

Marcelo Leiva Peña

Vicepresidente

Asociación Nacional de Fiscales del Ministerio Público.